Donante de gametos
Donantes de gametos: 10 mitos y realidades
6 agosto, 2014
La falacia del embarazo garantizado
La falacia del embarazo garantizado
20 agosto, 2014
Ver todo
Antojos en el embarazo

De todo el mundo es bien conocido que existen numerosas historias sobre los antojos de la mujer durante el embarazo, ¿pero cuánto hay de verdad en estos deseos vivos y pasajeros de algún alimento durante la gestación?

Los antojos son caprichos irrefrenables por consumir algún alimento concreto durante el embarazo que se presentan a cualquier hora del día y en cualquier momento de la gestación; son urgentes y no admiten postergación ni sustitución y su consumo produce una satisfacción especial a la embarazada. También es cierto que existen infinitos mitos, leyendas o creencias populares sobre ellos que no tienen base científica.

¿Existen los antojos?

Existen estudios que ponen de manifiesto que la mujer durante el embarazo siente la necesidad o el deseo repentino de consumir ciertos alimentos (normalmente se inclinan por los alimentos dulces como el chocolate, helados, tartas, frutas, alimentos ricos en grasa o por los azucares. Se trata de un gran deseo pasajero que según la creencia popular de no ser  satisfecho puede ocasionar posibles problemas al bebé.

El más conocido son las famosas manchas de color que aparecen en algunos bebés en el momento del nacimiento o unos días después  (angiomas) que no tienen nada que ver con los antojos durante el embarazo.

Pero lo único que está científicamente demostrado es que las embarazadas tienen antojos por ciertos alimentos como respuesta a los enormes cambios hormonales y físicos que sufre su cuerpo durante el embarazo, y que tienen un impacto muy poderoso en sus sentidos del gusto y el olfato, sin repercutir en el bebé si no son satisfechos.

Nuestra recomendación sería en primer lugar,  vigilar la cantidad de calorías que se ingieren ya que los antojos son en muchos casos alimentos poco saludables, y consumirlos en exceso podría derivar en un aumento de peso con las consecuencias que esto implica. En segundo lugar, la pareja va a requerir una dosis adicional de paciencia, ya que hay que tener en cuenta que el embarazo comprende un periodo muy limitado de tiempo y los cambios hormonales durante la gestación son muchos.

 

Categorías