Cirugía endoscópica

La cirugía endoscópica es una técnica quirúrgica consistente en llevar a cabo una cirugía a través de una serie de instrumentos ópticos que permiten visualizar la cavidad abdominal o el interior del útero sin necesidad de abrir éstos. De esta forma se pueden, en primer lugar, diagnosticar correctamente y de una forma más fiable las posibles patologías que pueden afectar al aparato genital de la mujer y, lo que es más importante, poder corregir, muchas veces en el mismo acto, dichas patologías sin necesidad de recurrir a cirugías agresivas.

Las ventajas fundamentales de la cirugía endoscópica frente a la cirugía tradicional son:


Mediante cirugía endoscópica se puede realizar un gran número de intervenciones pero las más frecuentes en la esfera ginecológica son las siguientes: