Epigenética en las donaciones de óvulos
La epigenética en la donación de óvulos
16 noviembre, 2015
Tu proceso de inseminación artificial
Tu proceso de inseminación artificial
23 noviembre, 2015
Cómo se hace una histeroscopia

Un histeroscopio es básicamente un endoscopio adaptado a estudiar el interior de la cavidad uterina. Un endoscopio consiste sencillamente en un tuvo que lleva en su interior un fuente de luz y una cámara para poder ver un monitor extremo del endoscopio. Los endoscopios están ampliamente utilizados en cualquier campo de la medicina: gastroscopio para estudiar el estómago, colonoscopio para el intestino, broncoscopio para los pulmones, etc.

El histeroscopio se introduce por el cuello del útero, que es el orificio que comunica la vagina con la cavidad uterina y por el orificio que comunica la vagina de la cavidad uterina y por donde entran los espermatozoides o sale la sangre menstrual. Por lo tanto no es necesario hacer ninguna incisión ni dar puntos. La molestia de la prueba se debe a que para pasar el tubo hay que dilatar ese orificio y dependerá sobre todo del tamaño del tubo. Cuando solamente necesitamos mirar en el interior del útero para hacer un diagnóstico o necesitamos introducir material muy pequeño es suficiente con un histeroscopio tan pequeño que no precisa abrir el cuello de la matriz más allá de lo que suele hacerlo cuando se tiene la regla. Es lo que llamaos histeroscopia diagnóstica.

En otros casos, sin embargo, necesitamos introducir un instrumento mayor que lleva incorporado un bisturí eléctrico con forma de asa y que llamamos resector, o bien necesitamos sacar piezas más grandes en el interior de la matriz.  Por uno u otro motivo necesitamos un tubo de mayor diámetro y, por tanto, dilatar más el orificio del cuello, y esto hace que duela más. En estos casos, que llamamos histeroscopia quirúrgica, es necesario realizar la dilatación del orificio cervical.

Categorías