¿Solo es posible concebir en el momento de la ovulación?

¿Sueñas las pacientes con blastocistos?
¿Sueñan las pacientes con blastocistos?
8 febrero, 2016
Embarazo
Aumentan las mujeres solas que quieren tener hijos cerca de los 40 años
11 febrero, 2016
Concebir en el momento de la ovulación

Que solo es posible concebir en el momento de la ovulación y que es conveniente mantener abstinencia el resto del ciclo es una falsa creencia a veces inducida por nosotros mismos al exigir unos días de abstinencia sexual antes de la realización de un espermiograma.

Esta exigencia se debe tan solo a la necesidad de que para su estudio las muestras sean equiparables, sobre todo en el volumen eyaculado que es el parámetro que más se afecta por una eyaculación reciente. Sí es cierto que, aunque la producción de espermatozoides es un proceso continuo y que las vesículas seminales se vuelven a llenar de espermatozoides tras una eyaculación con los que hay ‘esperando’ en los conductos seminíferos, la producción diaria es inferior a la cantidad evacuada en una eyaculación y varias eyaculaciones repetidas pueden reducir temporalmente la cantidad de espermatozoides en el semen.

Pareja

Pareja

Sin embargo si estas eyaculaciones han tenido lugar con la pareja y sin el uso de algún método anticonceptivo, no tiene sentido el evitarlas para aumentar la fertilidad del semen el día de la ovulación. En primer lugar porque el momento exacto de la ovulación es siempre difícil de determinar. Pero además porque inmediatamente tras la ovulación –al contrario de lo que pensaban Ogino y Knauss- las relaciones sexuales ya no serán fecundantes, mientras que pueden serlo en los días previos.

Esto se debe a que los espermatozoides encuentran en los genitales internos femeninos el medio adecuado para mantenerse vivos, móviles y fértiles incluso hasta seis días, esperando pacientemente la salida del óvulo del ovario y su entrada en las trompas. Por ello esta actitud puede llevar en ocasiones a abstenerse de relaciones que podían haber sido fecundantes para centrarse en solo una que, quizá, ya no lo sea.

También por ello es falso que aumente la posibilidad de embarazo obligándose a tener relaciones con mayor frecuencia de las apetecidas para asegurarse de la coincidencia del coito con la ovulación. Pero sobre todo porque es un mal camino el convertir la espontaneidad de la relación sexual en un acto forzado regido por el calendario. Así que, siempre que esta recomendación no suponga largos periodos de abstinencia –y una frecuencia media de dos coitos semanales es más que suficiente para que el óvulo encuentre espermatozoides esperándolo en las trompas-, es importante que el momento y la frecuencia de los encuentros sexuales los siga marcando la apetencia sexual y no el test de ovulación.

Somos una clínica de infertilidad con más de 40 años de experiencia en el tratamiento de parejas y mujeres solas a través de la reproducción humana asistida. ¡Consúltanos!

Categorías