La FIV, una solución a la baja reserva ovárica

Diagnóstico Genético Preimplantacional
El DGP, solución que evita la transmisión de enfermedades genéticas
21 octubre, 2014
Equipamiento del Laboratorio de andrología
Cómo se diagnostica la infertilidad masculina
27 octubre, 2014
Baja reserva ovárica

La Fecundación in vitro (FIV) es la mejor solución a la baja reserva ovárica, en mujeres que no consiguen una gestación de forma espontánea.

La  disminución en la cantidad de óvulos es una causa importante de esterilidad. Aunque es más frecuente tener una baja reserva si tenemos más de 35 años, existen mujeres más jóvenes que pueden presentar esta alteración.

Es preciso realizar un ciclo de fecundación in vitro lo más rápido posible en estas mujeres pues con el tiempo las posibilidades de embarazo disminuyen exponencialmente.

La Fecundación in vitro (FIV) intenta poner solución mediante la hiperestimulación controlada de los ovarios, intentando obtener un número suficiente de óvulos para poder crear embriones y conseguir el embarazo al ser transferidos al útero.

¿Que es la baja reserva ovárica?

La reserva ovárica es la cantidad de óvulos que presenta una mujer en sus ovarios. Des de niñas, nacemos con un número determinado de óvulos (y no se producen más durante su vida)  y a partir de los 35 años todas las mujeres empieza a disminuir significativamente el depósito de los óvulos. En algunas mujeres, la pérdida de los óvulos es más acelerada y/o antes de los 35 años y esto puede relacionarse con dificultad para conseguir un embarazo.





¿En qué consiste la fecundación in vitro en pacientes con baja reserva?

Como el depósito de óvulos en las pacientes con baja reserva ovárica es inferior al esperable, es preciso realizar una estimulación ovárica múltiple mediante la administración de gonadotropinas para intentar obtener el máximo de óvulos. Este tratamiento se realiza mediante la administración de  inyecciones subcutáneas (alrededor de 8-10 días). Para el control de la estimulación ovárica, se realizan ecografías ginecológicas cada 48 horas aproximadamente y cuando se considere que la estimulación ha terminado se programa una punción ovárica para obtener todos los ovocitos.  Estos óvulos serán fecundados externamente en el laboratorio de fecundación in vitro, con el semen de la pareja o de banco (según cada caso) y posterioremente se transferirán al útero en forma de embrión(es).

Cómo saber si tengo una baja reserva ovárica

La baja reserva ovárica no da síntomas relacionados con una menopausia precoz ni problemas con las menstruaciones. Sin embargo, puede suponer una dificultad para conseguir el embarazo de forma natural.

Existen varias herramientas diagnosticas para saber la reserva ovárica. Una simple ecografía ginecológica con el recuento de los folículos antrales  o un análisis sanguíneo hormonal (FSH, LH , Estradiol, Hormona antimulleriana) entre el segundo y el quinto dia del periodo, nos pondrá de manifiesto si existe una disminución del déposito de óvulos en una mujer. Son unas pruebas sencillas que se pueden realizar de forma rutinaria para saber si nuestro almacen de óvulos es normal en cuanto a la cantidad.

Dra. Laura García de Miguel

Ginecóloga en Clínica Tambre

Categorías