FIV ICSI – Con biopsia testicular (TESA)

La ICSI (Intra Cytoplasmic Sperm Injection) mediante biopsia testicular (TESA, Testicular Sperm Aspiration) es una técnica de Fecundación in vitro con microinyección intracitoplasmática que utiliza espermatozoides obtenidos directamente del testículo.

Para obtener los espermatozoides del testículo se realiza una biopsia testicular, que es una intervención quirúrgica ambulatoria, en la cual se realiza una o varias incisiones en uno o en ambos testículos para recuperar espermatozoides.

La biopsia testicular puede realizarse previamente a la punción folicular donde se obtienen los ovocitos o el mismo día de la extracción de los mismos.

En la Clínica Tambre somos pioneros en este procedimiento, que llevamos realizando más que cualquier otro centro en España, siendo uno de los primeros centros que comenzó a congelar espermatozoides de testículo con excelentes resultados.

Es preferible realizar la biopsia testicular previamente a la punción folicular, de forma que en el caso de hallar espermatozoides se congelen para utilización posterior en ICSI. De esta forma, tendremos de antemano un resultado diagnóstico de anatomía patológica del tejido testicular, y la seguridad de poder tener espermatozoides el día de la recuperación ovocitaria.

Los resultados con espermatozoides de testículo congelados son iguales a los de espermatozoides en fresco.

¿Cuándo está indicada?

La ICSI con TESA (Testicular Sperm Aspiration) ayuda a superar problemas de fertilidad como cuando existe:

  • Azoospermia obstructiva (por ejemplo, después de una vasectomía)
  • Azoospermia secretora
  • Factor masculino muy severo.

Fases

  • Extracción de espermatozoides testiculares. Esta sencilla intervención quirúrgica se realiza bajo anestesia y en régimen ambulatorio. Se inicia mediante una pequeña incisión en el escroto, y a través de la misma se incide sobre la pared de uno de los testículos y se extrae una pequeña cantidad de pulpa testicular, que inmediatamente es procesada a fin de constatar la posible presencia de espermatozoides aptos para su uso reproductivo. La biopsia testicular para obtención de espermatozoides puede hacerse de forma previa al tratamiento con fecundación in Vitro con ICSI o en el mismo día de la extracción de ovocitos.
  • Congelación de espermatozoides. Tras la dislaceración y recuperación de los espermatozoides testiculares se mezcla con un medio de congelación que contiene un crioprotector para proteger a los espermatozoides de la congelación y permitir que sobrevivan a ella. Posteriormente la mezcla se enfría hasta llegar a -196º C y se guarda en los tanques de nitrógeno líquido hasta el momento de su utilización.
  • Inducción de ovulación (estimulación ovárica controlada). Consiste en administrar medicación para estimular el funcionamiento ovárico y obtener el mayor número de ovocitos posible.
  • Punción folicular. La recogida de los óvulos de los ovarios se lleva a cabo justo antes de que se produzca la ovulación. Se realiza bajo sedación y dura 15 minutos aproximadamente.
  • Descongelación de espermatozoides testiculares y cultivo de los mismos. Tras la descongelación se procede a la evaluación de la muestra inicial y lo procesamos inmediatamente. Este tipo de muestras suelen necesitar de una media de 2 horas antes de observar movilidad, si bien esto varía mucho en función del tipo de azoospermia.
  • ICSI (microinyección de un único espermatozoide en el interior de un óvulo) con los espermatozoides de testículo para dar lugar a un embrión.
  • Transferencia embrionaria. Es un método simple e indoloro que consiste en depositar dentro del útero una vez seleccionados, los mejores embriones. Se realiza por vía vaginal bajo control ecográfico colocando los embriones en un catéter muy fino. Una vez retirado, la mujer ha de permanecer 15 minutos en reposo absoluto.

Resultados

En Clínica Tambre, la tasa de gestación con esta técnica, utilizando espermatozoides testiculares del varón y ovocitos propios ha sido del 60 %.