Útero
La posición del útero
21 diciembre, 2015
Ciclos regulares e irregulares
Ciclos regulares e irregulares
29 diciembre, 2015
TESA

La ICSI con biopsia testicular permite obtener espermatozoides en casos como la azoospermia, o ausencia de espermatozoides en el eyaculado, que es una de las causas más claras de infertilidad, y ayudar por tanto a muchas parejas a cumplir su sueño de ser padres.

La ICSI con espermatozoides de origen testicular (TESA) permite resolver así casos de ausencia de espermatozoides en el eyaculado, ayudando a muchas parejas a ver cumplido sus sueño de ser padres.

Es obvio que si no hay espermatozoides no se puede producir la fecundación de forma natural.
El origen de la azoospermia puede ser diverso: desde los varones que previamente se realizaron una vasectomía, a trastornos hormonales que impiden una adecuada producción de espermatozoides. En el primer caso se trataría de una azoospermia de tipo obstructivo, esto es, el testículo sigue produciendo espermatozoides pero no pueden salir junto con el eyaculado. En el segundo caso, la formación de espermatozoides está alterada, y en ocasiones incluso no se producen los mismos.

Desde hace muchos años, existe en reproducción asistida un procedimiento, llamado con TESA, acrónimo que en inglés significa Testicular Sperm Aspiration o extracción de espermatozoides del testículo por biopsia, con el cual se extraen los espermatozoides directamente del testículo, y estos se pueden utilizar para microinyectar los ovocitos y conseguir así fecundación, división embrionaria y posteriormente una gestación.

En muchos casos se realiza la biopsia testicular (TESA) el mismo día de la punción folicular, pero esto tiene el inconveniente de que puede que no se encuentren espermatozoides en el testículo. Por eso, lo idóneo es realizar la TESA que se realiza bajo anestesia local y congelar los espermatozoides para utilizarlos después el día de la punción de los ovocitos.

Sin embargo, hay discusión sobre los resultados con espermatozoides de testículo congelados, e incluso se habla de que es mejor en fresco.

En la Clínica Tambre somos pioneros en realizar ICSI con espermatozoides de testículo congelado, y llevamos realizando este procedimiento desde hace más de 20 años.

Nuestro método de criopreservación, que ha sido después aplicado en gran número de centros, se basa en la congelación en píldoras. De este modo, se pueden descongelar varias píldoras en distintos ciclos de ICSI, bien sea porque no se ha conseguido gestación en el primer ciclo, o porque se quiere una segunda gestación.

Así, se puede utilizar la muestra congelada varias veces, sin necesidad de descongelarla toda.

Además, se ha comprobado y lo hemos publicado en numerosos foros científicos, que los resultados de gestación y niño sano en casa son los mismos que con espermatozoides de testículo en fresco, tanto en azoospermia obstructiva como secretora, con una tasa de embarazo por transferencia del 62 %.

Gráfico

Gráfico

 

Dra. Rocío Núñez Calonge

Embrióloga y subdirectora de la Clínica Tambre