La Consulta preconcepcional

Óvulo
Hasta qué edad puede una mujer usar sus óvulos
8 septiembre, 2015
Ovarios
Ovarios llenos de quistes
15 septiembre, 2015
La Consulta preconcepcional

La consulta preconcepcional es aquella que optimiza las condiciones sociales y médicas tanto maternas como paternas antes de la concepción.

El principal objetivo de esta consulta es el de aumentar las posibilidades de un embarazo sano. La salud de la mujer durante el embarazo depende de su salud antes de la gestación; por ello, la asistencia durante el periodo preconcepcional se considera que forma parte de la asistencia prenatal.

Por ello, en la Clínica Tambre, donde nuestro fin es conseguir un niño sano en casa, la consulta preconcepcional es de vital importancia. Queremos planificar su embarazo incluso antes de que este se produzca, en las mejores condiciones posibles.

Para cumplir este objetivo, en la consulta preconcepcional llevan a cabo las siguientes acciones:

  • Clasificar el riesgo que presenta toda mujer que desea un embarazo.
  • Realizar actividades preventivas y promotoras de la salud.
  • Comenzar la suplementación farmacológica (vitaminas, minerales, etc.)

Riesgo que presenta toda mujer que desea un embarazo

En la Clínica Tambre, además de ayudarle a conseguir un embarazo, nuestro equipo médico analizará sobre aquellos antecedentes que aumenten los riesgos para la gestación. Igualmente solicitarán analíticas que no solo estarán destinadas al diagnóstico del problema reproductivo, sino también a la investigación de situaciones de riesgo para la futura gestación.

Deben conocerse y dejar constancia de los antecedentes obstétricos de la mujer, con especial interés en el caso de las mujeres con abortos de repetición, antecedentes de parto pretérmino (antes de la semana 37 de embarazo). Es también importante conocer el tipo de parto (eutócit o normal, instrumental o cesárea), el año en que se produjo, si existieron complicaciones y la evolución en el puerperio.

Las pruebas de laboratorio que deben realizarse son:

  • Hemoglobina y hematocrito.
  • Grupo sanguíneo y factor Rh.
  • Serología (Rubéola, sífilis, VIH, VHB, VHC).
  • Proteinuria.
  • Glucemia.

En aquellas mujeres con situaciones médicas crónicas que aumenten el riesgo de gestación, como puede ser la diabetes mellitus, hipertensión arterial, etc., les aconsejaremos las actuaciones mejores para minimizar los riesgos de alteraciones durante el embarazo.

Actividades preventivas y promotoras de la salud

Uno de los aspectos más importantes de debemos aconsejar desde el primer momento es la promoción de hábitos saludables para lo cual aconsejamos una dieta sana y equilibrada. Estos hábitos no solo van a favorecer que el embarazo llegue lo antes posible, como así se ha demostrado, sino que van a ayudar para que el desarrollo de la gestación posterior tenga más posibilidades de ser en las mejores condiciones posibles.

Respecto a la nutrición, se recomienda una dieta equilibrada y variada, evitar el sobrepeso y el consumo de más de dos tazas de café diarias. Consulta con el médico antes de tomar infusiones y tratamientos herbales.

Se aconseja el abandono del tabaco tanto por parte de la mujer como de la pareja. El tabaco disminuye las posibilidades de conseguir un embarazo y aumenta el riesgo durante este. Si lo precisas, te prestaremos medidas de ayuda para conseguir este objetivo. De igual modo ha de moderarse mucho el consumo de alcohol y evitarlo mucho durante el embarazo.

Hábitos como la práctica de ejercicio físico moderado la una vida sexual saludables son recomendables.

Suplementación farmacológica

Determinadas malformaciones congénitas como la espina bífida y algunas enfermedades neurológicas en el recién nacido se pueden prevenir tomando diariamente un suplemento de ácido fólico. También para prevenir el retraso mental y la parálisis cerebral te recomendarán suplementos de yodo.

Esta prevención será mucho más eficaz si empiezas a tomarla antes de quedar embarazada.

El ácido fólico lo tendrás que seguir tomando después de quedar embarazada al menos los tres primeros meses y el yodo durante el embarazo y lactancia.

Por tanto se hace recomendable, una vez planificada la búsqueda de la gestación o al menos lo antes posible una vez iniciada esta, suplementar una dieta rica en folatos con la toma de SEIDIVID®

Categorías