La dieta influye tanto en la calidad del semen como de los óvulos