Laboratorio de Andrología

Nuestro laboratorio de Andrología es pionero en este tipo de estudios, desde hace más de 25 años es punto de referencia para muchas clínicas de reproducción, y constantemente estamos incorporando las técnicas más novedosas en el estudio del varón.
El estudio del factor masculino es de vital importancia en la investigación sobre la causa de infertilidad.

Los análisis que se realizan son los siguientes

1. Análisis de semen

Se realiza un estudio detallado del eyaculado en el que se incluye, además de la concentración, movilidad y morfología, test de integridad del ADN y permeabilidad de membrana, así como diversos estudios bioquímicos.

El laboratorio de Andrología está sometido al control de calidad externo de UK NEQAS for Reproductive Science.


4. Estudios genéticos en espermatozoides

Fragmentación del ADN en el esperma y fertilidad. La integridad del ADN del espermatozoide que participa en la fertilización del ovocito, es un parámetro muy importante para conseguir un correcto desarrollo embrionario. Este se ve afectado cuando el ADN que porta el espermatozoide, se encuentra fragmentado. En el caso de los humanos, existe una proporción, considerada habitual, de espermatozoides con ADN fragmentado. Una fracción elevada de este tipo de espermatozoides podría dar lugar a problemas para la obtención de embriones de calidad y posiblemente para la consecución de embarazo.

Recientemente, una nueva metodología basada en el Sperm Chromatin Dispersion test y comercializada bajo el nombre de Halosperm®, permite evaluar la fragmentación del ADN de los espermatozoides, de forma rápida y efectiva. La Clínica Tambre, siempre abierta a implantar aquellas tecnologías de última generación que puedan ayudar a sus pacientes a conseguir sus deseos, ofrece la posibilidad de realizar esta prueba como estudio complementario al seminograma habitual.

La correcta aplicación de esta tecnología con una absoluta garantía de interpretación de los resultados, queda abalada por un reciente acuerdo de colaboración científico-técnica que la Clínica Tambre ha establecido con la Universidad Autónoma de Madrid, como propietaria de la patente que respalda esta tecnología.

Este tipo de estudios sería recomendable en los siguientes casos:

  • Problemas de fertilización, embriones de baja calidad y/o fallo repetido de embarazo en técnicas de reproducción asistida.
  • Abortos de repetición.
  • Varicocele.
  • Infecciones genitourinarias.
  • Edad del varón > 45 años, tabaquismo , exposición a tóxicos ambientales.
  • Exposición del testículo a altas temperaturas, por ejemplo, tras episodio de fiebre alta ( > 39ºC) en los últimos 3 meses.
  • Selección de las mejores muestras seminales para criopreservación, antes de vasectomía o de tratamientos oncológicos (quimioterapia y radioterapia).
  • Selección de donantes.

Con la técnica de FISH (Hibridación in situ), podemos conocer cuantas copias de un cromosoma hay en cada espermatozoide. Así, se puede calcular que porcentaje de espermatozoides está alterado para los cromosomas que se estudian. En la Clínica Tambre se realiza el estudio de 9 cromosomas.

El resultado de este estudio permite aconsejar a la pareja cual es la técnica de reproducción asistida más adecuada. Un varón con un porcentaje elevado de espermatozoides cromosómicamente alterados, tras fecundar los ovocitos dará lugar a un mayor número de embriones cromosómicamente anormales. En la mayoría de los casos estos embriones o no implantan o dan lugar a un aborto. En estos casos la técnica de reproducción asistida indicada es el Diagnóstico Genético Preimplantacional.