Lactancia materna y lactancia artificial

Es muy frecuente la esterilidad
¿Es muy frecuente la esterilidad?
17 marzo, 2015
Cómo afecta la endometriosis a la fertilidad
Cómo afecta la endometriosis a la fertilidad
24 marzo, 2015
Lactancia materna y lactancia artificial

Existen distintos tipos de lactancia: lactancia materna, lactancia artificial, usando leches adaptadas al recién nacido, o lactancia mixta, utilizando ambas simultáneamente.

La recomendación de los pediatras es la lactancia materna hasta el sexto mes en exclusiva.

Pero existen distintas situaciones en que no es posible llevar a cabo una lactancia materna exclusiva y es necesario introducir en la alimentación del bebé la leche de fórmula.

La lactancia que le demos a nuestro hijo es una decisión muy personal, es cada madre la que debe elegir el método que mejor se adapte a las necesidades de ambos, aunque nuestra recomendación es la lactancia materna por sus numerosos beneficios.

 

Lactancia materna

¿Por qué recomendamos la lactancia materna como método de elección para alimentar a nuestro bebé?

La leche materna contiene todos los nutrientes necesarios para el bebé y además favorece la relación emocional entre la madre y el hijo. El ‘calostro’ la primera leche que produce la madre, tiene un alto contenido en anticuerpos por lo que protege al bebé de las infecciones. También favorece la expulsión del meconio (las primeras deposiciones del recién nacido).

La lactancia materna es el método más económico y el más cómodo, siempre está lista para el bebe y no necesita ningún tipo de preparación.

Además, la lactancia materna ayuda a la madre a perder calorías y grasa acumulada desde el parto.

Los bebés que se alimentan con leche materna tienen mejores digestiones y por lo general se asocia en menor medida con los cólicos del lactante. Asimismo, los protege frente a la obesidad.

Es importante que sepamos que si optamos por esta opción debemos cuidar la dieta:  debe ser rica en leche, carne, aves, pescados, frutas y verduras. No se debe tomar alcohol ni fumar pues la nicotina que contiene el tabaco pasa a la leche materna y puede ser tóxica para el bebé.

Lactancia artificial

Las leches de fórmula están cada vez mejor adaptadas y son más similares a la leche materna por lo que si puedes alimentar a tu hijo con leche materna estate tranquila porque también tendrá una alimentación completa.

Si damos el biberón al bebé el padre podrá participar también en estos momentos -en la lactancia natural queda excluido- y ayudar a la madre con las tomas.

Generalmente cuando alimentamos al bebe las tomas suelen reducirse lo que permite a los padres disfrutar de mayor tiempo de descanso.

Los bebés alimentados con lactancia artificial, no presentan protección inmunológica. También es más cara y más engorrosa ya que hay que prepararla. Los niños suelen tener digestiones más pesadas y es más frecuente el estreñimiento.

 

Lactancia mixta

Es la combinación de la lactancia materna y la artificial. Generalmente se introduce la leche de fórmula cuando el bebé no gana peso según lo recomendado o surge alguna otra complicación.

Este tipo de lactancia se puede llevar a cabo de distintas maneras, bien alternando toma de leche materna y toma de leche de fórmula, o bien ofreciendo primero pecho y después biberón, en este último caso se tratará de tomas más largas.

La lactancia mixta permite al igual que la artificial una colaboración más activa de la pareja. Nos amplía opciones que podemos adaptar a nuestro día a día.

En cualquier caso, tal y como hemos comentado desde un principio la recomendación es la lactancia natural en exclusiva durante los seis primeros meses de vida del bebé.

 

Categorías