Mujer con manos en la tripa
¿Qué es la hormona antimulleriana y para qué sirve?
1 marzo, 2018
Proyectos de investigación
40 años después del primer nacimiento por Fecundación in vitro
15 marzo, 2018
Ver todo
Clínica Tambre Madrid

A Laura García de Miguel el ascenso la sorprendió en plena baja por maternidad, dos meses después de haber tenido a su segundo hijo. Desde enero de 2018, esta ginecóloga especialista en reproducción humana, es la nueva directora médica de la Clínica Tambre.

Su caso, aunque puede parecer excepcional, es una muestra más del compromiso de Clínica Tambre con la trayectoria profesional de sus empleadas independientemente de su maternidad. Del total de la plantilla femenina de Clínica Tambre un 48,39% son madres o están embarazadas en estos momentos.

Además de Laura García de Miguel son mujeres la directora científica, la directora de Laboratorios, la responsable de Enfermería, de Recursos Humanos, de Atención al Paciente, de recepción y la directora financiera, entre otras. En total, el 88% de los mandos intermedios de la clínica están ocupados por mujeres.

Laura García de Miguel

 

 

Doctora Laura García de Miguel ¿cómo concilia la vida familiar con la vida profesional?

Intento organizarme con mucha planificación. Además cuento con el apoyo para el cuidado de mis hijos de mi marido, que también es director, del sector de la ingeniería. Ambos estamos muy implicados en nuestros trabajos pero más aún en el cuidado de nuestros hijos.

¿Qué es lo más difícil de compatibilizar su puesto como directora médica de Clínica Tambre con su maternidad?

Lo más difícil son los horarios; las pacientes que acuden a nuestro centro lo suelen hacer fuera de su horario laboral, por las tardes, y ese es el horario donde más nos necesitan los niños.

¿Se puede ser madre y tener un cargo directivo en una empresa?

Por supuesto, las mujeres tenemos las mismas aptitudes para poder ser directivas.

¿Cómo apuesta por la conciliación Clínica Tambre? 

Clínica Tambre tiene con una plantilla con un porcentaje de mujeres muy elevado. Nos respetan las bajas por maternidad, las reducciones de jornada para cuidado de hijo, etcétera.

¿Considera que has roto el techo de cristal?

En absoluto. Cualquier persona con interés, formación y ambición puede seguir aspirando a cargos de más responsabilidad.

¿Qué retos cree que la sociedad tiene pendiente en este aspecto?

Tal y como los medios de comunicación nos informan, hay muchas trabajadoras que sufren la brecha salarial y desafortunadamente hay muy pocas mujeres que accedan a puestos directivos. Las mujeres tenemos de media una preparación académica igual o superior a muchos  hombres y además tenemos un perfil de trabajo en equipo muy interesante para las empresas.

¿Qué consejos daría a otras mujeres que se encuentren en tu situación?

Fundamentalmente que piensen que hay tiempo para todo. Es cuestión de organizarse y saber concentrarse al máximo en aquello que hacen en cada momento, ya sea el momento de trabajar o el momento de estar con sus hijos.