Los diez falsos mitos del embarazo

Test Eeva
Pioneros en uso de nuevas tecnologías de reproducción asistida
12 diciembre, 2014
¡Que vienen dos! ¿Qué me va a suponer?
24 diciembre, 2014
Diez falsos mitos sobre el embarazo

Los falsos mitos del embarazo existen. Es inevitable ser aconsejado durante el transcurso del embarazo por madres, abuelas, amigas… cada una de ellas  contará sus experiencias, en ocasiones pueden ser ciertas, pero otras veces no y pueden llegar a confundir. Ante cualquier duda, lo mejor es que se consulte al médico. En este artículo desmontamos algunos de los mitos populares más conocidos durante el embarazo.

1. Hay que comer por dos

Se trata de un mito falso pero que seguro que a lo largo del embarazo se escucha más de una vez. La clave para una buena alimentación durante el embarazo consiste en llevar una dieta sana, equilibrada y muy variada, repartiendo las comidas a lo largo del día para evitar así, la ansiedad. Lo importante de una buena alimentación no es la cantidad, sino la calidad de la misma. Engordar demasiado durante el embarazo puede ser perjudicial.

2. La forma de la barriga indica el sexo del bebé

Si la barriga de la embarazada está en pico, será un niño y si por lo contrario la barriga es redonda, será una niña. Se trata de una creencia popular ya que la forma de la barriga esta relacionado con la constitución física, con el tono muscular y uterino de la madre y con la posición en la que se encuentre el bebé.

3. Stop a las relaciones sexuales

No existe impedimento alguno para mantener relaciones sexuales durante el embarazo salvo que el médico recomiende lo contrario y existiendo limitaciones en las últimas 2 semanas de gestación, en las que el feto se encaja en la pelvis. Existen “miedos” por posible daño al bebé pero hay que tener en cuenta que ni la penetración ni el soportar peso sobre la barriga van a producir molestias al bebé. Tampoco es cierto que el sexo apasionado adelante el parto.

 

4. Ardores: bebé con mucho pelo

A lo largo del tiempo se ha creído que el tener ardores durante el embarazo era signo de que el bebe nacería con mucho pelo. Las malas digestiones y los ardores durante el embarazo son consecuencia del aumento del tamaño del útero, que provoca el desplazamiento del estómago e intestino causando reflujo. La causa de la acidez es hormonal y fisiológica, nada tiene que ver con la cantidad de pelo. Para evitarlo se recomienda evitar comidas muy copiosas o condimentadas y ricas en grasas de difícil digestión y procurar no tumbarse justo después de comer.

 

5. La famosa mancha del antojo

Existen creencias populares que ponen de manifiesto que la mujer durante el embarazo siente la necesidad o el deseo repentino de consumir ciertos alimentos que de no ser satisfechos puede ocasionar posibles problemas al bebé, siendo el más conocido las manchas de color en algunos bebés en el momento del nacimiento o unos días después (angiomas) que no tienen nada que ver con los antojos durante el embarazo.

Lo único que esta demostrado científicamente es que las embarazadas tienen antojos por ciertos alimentos como respuesta a los enormes cambios hormonales y físicos que sufre su cuerpo durante el embarazo y que tienen un impacto muy poderoso en sus sentidos del gusto y olfato, sin repercutir en el bebé si no son satisfechos. En definitiva, los antojos durante el embarazo no están relacionados con las necesidades del bebé, por lo que si no puedes satisfacer tu antojo, no te preocupes.

 

6. Ducharse mejor que bañarse

Desde generaciones antiguas se piensa que no esta permitido el baño ya que puede originar infecciones vaginales que se transmitan al feto. No hay que tener ese temor, el útero esta sellado por un tapón mucoso hasta poco antes del parto (no obstante, en el último mes este tapón se puede ablandar y desprender por lo que no es aconsejable darse largos baños, es mejor ducharse) Tampoco es cierto que las embarazadas tengan que evitar las piscinas. No mueras de calor durante el verano, como hemos dicho el útero esta protegido naturalmente por una mucosa que impide el ingreso de agua, bacterias…. en su interior.

 

7. Prohibido teñirse el pelo

No hay evidencias de que los tintes de pelo afecten al bebe. Se recomienda eso sí, evitar el uso de productos que contengas amoniaco y sus derivados. Lo mejor sería utilizar durante la gestación tintes de origen vegetal o champúes de color. Si el tinte se da en casa, se deberá leer atentamente la etiqueta de los productos antes de aplicarlos. Si de lo contrario se pone en manos de algún profesional, no hay que olvidar comentar que se esta embarazada, ellos sabrán aconsejarte.

 

8. Prohibido el dentista

También hay quien sigue creyendo que por estar embarazada no se puede seguir un tratamiento odontológico, pero no es verdad. De hecho, se recomienda una visita para valorar la salud bucal, ya que durante el embarazo las encías se vuelven más sensibles y blandas lo que favorece la proliferación de bacterias. En el caso de que sea necesario realizar cualquier tratamiento durante la gestación no hay que olvidar mantener informado siempre al médico previamente.

 

9. Radiaciones del ordenador/TV

Según numerosos estudios, no existe evidencia alguna de que las radiaciones de la televisión / ordenador puedan afectar en el desarrollo del bebé.

 

10. Todos los embarazos son iguales

Cada embarazo tiene sus propias particularidades al igual que todas las personas son distintas. Las experiencias vividas por nuestro alrededor o por nosotras mismas en un embarazo previo no tienen porque ser las mismas. Se debe seguir las recomendaciones del médico y resolver con él cualquier duda que vaya surgiendo a lo largo del embarazo.

Categorías