Los pacientes con cáncer pueden preservar su fertilidad antes de someterse a quimioterapia o radioterapia.