Miomas uterinos y embarazo: cómo afecta a la fertilidad

En verano desciende la calidad del semen
En verano desciende la calidad del semen
3 noviembre, 2015
El efecto de la melatonina en la baja reserva ovárica
El efecto de la melatonina en la baja reserva ovárica
4 noviembre, 2015
Miomas uterinos y embarazo: cómo afecta a la fertilidad

El mioma o fibroma uterino puede dificultar el embarazo y afectar a la fertilidad por lo que han de vigilarse.

¿Qué es un mioma?

Es el tumor benigno más frecuente del aparato genital femenino.  Es muy frecuente en las mujeres en edad reproductiva.

Es un tumor que crece en el útero (matriz) a expensas de las células del músculo liso.

Es frecuente que si una mujer tiene miomas, tenga más de uno a la vez.

Puede tener varias localizaciones:

  • intramural (dentro de la pared uterina)
  • subseroso (en la superficie externa del utero)
  • sumbucoso (en el endometrio, donde se implantan los embriones).

¿Cómo puedo saber si tengo miomas?

En una revisión ginecológica general se diagnostica la presencia de los miomas, mediante la exploración física y la ecografía ginecológica transvaginal.

También se pueden diagnosticar mediante otras pruebas de imagen como radiografía, TAC, Resonancia magnética.

Para el diagnostico de los miomas submucosos, muchas veces se necesita realizar una cirugía no invasiva llamada histeroscopia (visión de la cavidad uterina en directo mediante una cámara).

¿Qué síntomas producen los miomas uterinos?

El mioma la gran mayoría de veces es asintomático. Sin embargo puede cursar con reglas dolorosas, reglas abundantes, dolor pélvico o problemas de fertilidad. También pueden cursas con síntomas menos frecuentes como micción frecuente (si comprime a la vejiga) o tenesmo (si comprime al recto).

¿Cómo afecta a la fertilidad?

Se sabe que la presencia de miomas puede dificultar la fertilidad. Sin embargo, no suele ser la única causa por la que una mujer necesite hacer un tratamiento de reproducción asistida como la fecundación in vitro o la inseminación artificial.

Sin embargo, la presencia de miomas submucosos, si que está asociada directamente con problemas de implantantación de los embriones y puede cursar con abortos. Por ello, antes de hacer un tratamiento de reproducción asistida hay que confirmar que no existan miomas que afecten  la cavidad endometrial.

Durante el embarazo, los miomas suelen crecen ya que crecen con el aumento de estrógenos. Entonces, en algunas ocasiones podrían cursar con un aumento significativo de su tamaño y desencadenar problemas como el parto prematuro.

¿Se tienen que operar?

La gran mayoría de los miomas no necesitan cirugía. Sin embargo, hay algunas indicaciones donde es recomendable operar: miomas de gran tamaño, miomas que den menstruaciones muy abundantes y ocasionen problemas tipo anemia.

La gran mayoría de miomas se quitaran individualmente (miomectomia) respetando al útero. Sin embargo, en raras ocasiones se procederá a quitar el/los miomas y el útero (histerectomía)

Además , como ya hemos comentado, todos los miomas sumbucosos tienen que operarse.

Según el tipo de mioma la cirugía se abordará mediante laparoscopia, cirugía abierta o histeroscopia.

Dra. Laura García de Miguel

Ginecóloga en Clínica Tambre