Preservación fertilidad
Las mujeres con cáncer sí pueden preservar su fertilidad
4 febrero, 2017
¿Conoces la diferencia entre gemelos y mellizos?
22 febrero, 2017
Ver todo
Donar gametos

Cuando a los pacientes de Reproducción Asistida se les plantea la posibilidad de utilizar alguna técnica que implique donación de gametos, esta opción suele ser recibida con preocupación, temor, tristeza, etc. Una de las cosas que más preocupa en casi todos los casos es el perfil de los donantes.

La mayoría de nosotros tenemos nuestra propia imagen sobre las personas que voluntariamente donan gametos. En muchos casos, y probablemente debido a una falta de información veraz, esa imagen está basada en mitos y falsas creencias y no se corresponde con la realidad.

Fecundación in vitro

En la Clínica Tambre hemos analizado el perfil de 593 personas que se ofrecieron como donantes de gametos entre los años 2012 y 2013. Gracias a dicho estudio actualmente podemos tener un perfil más ajustado a la realidad y no basado en meras impresiones.

A continuación se recogen algunas falsas creencias sobre los donantes de gametos y se ponen en contraste con los datos encontrados:

  • Los donantes de gametos son muy jóvenes. Falso. La edad en que se aceptan donantes va desde los 18 hasta los 35 años. Según los datos disponibles la edad media de los donantes es de 25 años para las mujeres y 23 para los varones. (Datos extraídos sobre 318 sujetos, del año 2012).
  • Los donantes de gametos desean donar exclusivamente por la compensación económica. El 27% de las personas encuestadas (aspirantes a  donantes), dice que lo que les motiva es un interés por ayudar a otras personas que no logran tener hijos, un 38% dicen que lo que les mueve a hacerlo es una combinación de querer ayudar y la compensación económica, y sólo un 17% refiere hacerlo por motivos exclusivamente económicos.

Fertilidad

  • Cualquiera puede ser donante de gametos. Al menos, según nuestra política de evaluación de donantes, en la Clínica Tambre no es así. En nuestro centro todas las personas que se presentan como donantes son sometidos a una evaluación médica, y también a evaluación psicológica. En función de los criterios que se tienen en cuenta durante la evaluación psicológica, un 25,50% de los aspirantes son rechazados. A esto habría que añadir el porcentaje de sujetos que son rechazados por criterios médicos. Los principales motivos de rechazo tras la evaluación psicológica son los siguientes:
  1. Se detecta un perfil de riesgo. En torno al 40% de las personas rechazadas lo son por este motivo. El perfil de riesgo indica que debido a las características de personalidad y a las circunstancias de la persona se considera que hay un mayor riesgo que en la población general de poder desarrollar algún trastorno de salud mental, también existe un mayor riesgo de abandono del procedimiento de donación, y mayor probabilidad de arrepentimiento en el futuro, con el consiguiente malestar psicológico para esa persona y/o para los receptores.
  2. Más del 15% tenía un historial de abuso de alcohol o drogas.
  3. Más de un 14% de las personas que fueron rechazadas tenían antecedentes familiares relacionados con la salud mental, incluyendo antecedentes de trastornos psicóticos y de suicidio, entre otros.
  4. Aproximadamente el 12% tenían o habían tenido problemas con la justicia.
  5. 9% desconocían completamente alguna parte de sus antecedentes familiares.
  6. Aproximadamente 7% tenían antecedentes propios relacionados con su salud mental.
  7.  A nuestro parecer estos datos son una buena indicación de la necesidad de incluir la evaluación psicológica en el proceso de selección de los donantes. Sin dicha evaluación muchos de los casos que se acaban de comentar es posible que no hubieran sido detectados, y que por tanto se hubiera aceptado a esas personas como donantes válidos (salvo que hubieran sido rechazados por criterios médicos).Embarazo
  • La mayoría de los donantes son estudiantes. Atendiendo a nuestros datos recogidos entre el 2012 y el 2013, un 32,50% de las personas que fueron aceptadas como donantes eran estudiantes, el 5,25% estaban desempleadas y el 62,25% restante estaba formado por trabajadores activos, que ocupaban diferentes puestos: 7% relacionados con ventas, un 6% en el sector de la hostelería, algo menos del 4% pertenecen a las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, un 3% desempeña labores de gestión y administración, etc.

En este artículo se ha pretendido recoger algunas de las ideas preconcebidas sobre los donantes de gametos que existen entre los pacientes de Reproducción Asistida, entre la población general e incluso entre los profesionales que trabajamos en este sector.

Decidir si se acepta o no la utilización de alguna técnica de Reproducción Asistida que implique donación de gametos es habitualmente una tarea que requiere cierta reflexión y no exenta de dificultad por parte de los pacientes. Por eso, el disponer de información actualizada y real sobre los donantes de gametos es un factor clave en ese proceso. Este es uno de los motivos que nos ha llevado a realizar el estudio y a publicar los datos encontrados. Desde aquí, nos gustaría también  animar a otros profesionales de la Reproducción Asistida a compartir sus datos y colaborar así a sustentar la decisión de los potenciales receptores en información real y fidedigna, libre de prejuicios y estereotipos.

 

Categorías