Hábitos sexuales en los tratamientos de fertilidad

¿Afecta a la fertilidad haber utilizado anticonceptivos?y anticonceptivos
¿Afecta a la fertilidad haber utilizado anticonceptivos?
1 abril, 2015
Cambios en el cuerpo durante el embarazo
Cambios en el cuerpo durante el embarazo
10 abril, 2015
Hábitos sexuales en los tratamientos de fertilidad

Aunque lo primero que hay que dejar claro es que infertilidad o esterilidad o impotencia son conceptos que no tienen nada que ver entre sí, es cierto que un problema de impotencia sexual, así como cualquier otra disfunción sexual que impida la penetración y/o el depósito del semen en el interior de la vagina durante la eyaculación lógicamente impiden el embarazo. El abanico de posibilidades es amplio: impotencia o imposibilidad de conseguir una erección completa, deformaciones del pene, malformaciones como las hipospadias y las epispadias, eyaculación precoz, vaginismo o contracción involuntaria de los músculos el periné, dispareunia o dolor con la penetración,  himen fibroso…

Lógicamente no se trata de hacer el diagnóstico de algo que desconozca la pareja. Pero aunque sean conscientes de su incapacidad para la penetración o la eyaculación intravaginal, al seguir siendo en algunos ambientes temas tabú, algunas parejas con estos problemas no los mencionan espontáneamente si no se les pregunta abiertamente por ellos.

A veces con la equivocada idea de que, ya que la solución a su problema de la fertilidad es la inseminación artificial, no es necesario tratar ciertos temas escabrosos. Esta actitud muchas veces es consecuencia de una mala aceptación del problema o de ciertos sentimientos absurdos de culpa y a veces llega incluso a ser una condición de un miembro de la pareja el no sacar a relucir el problema para aceptar el ir a la consulta. Se trata, por supuesto, de un grave error porque, si bien es cierto que todos estos problemas pueden ser solucionados con las técnicas de reproducción asistida, la mayor parte de ellos pueden ser fácilmente corregidos acudiendo al especialista adecuado, lo cual va a permitir no solo conseguir el embarazo de forma natural, sino conseguir una vida sexual plena en la pareja que es igual de importante.

Por otro lado, el transformar las relaciones sexuales de un encuentro íntimo y espontáneo en un ejercicio forzado cuyo único objetivo es alcanzar el embarazo, unido a la ansiedad que supone la tardanza de este, puede llegar a crear situaciones muy tensas que pueden fácilmente afectar a la esfera sexual provocando alguno de los problemas antes comentados. Es importante saber que este puede ocurrir y crear el ambiente de confianza adecuado para que, en caso de suceder, la pareja pueda exponerlo sin reparos en la consulta.