Preservación de la fertilidad sin indicación médica

En los últimos años, se ha observado un retraso de la maternidad por motivos sociales. Este hecho conlleva una mayor dificultad para conseguir un embarazo ya que a medida que la edad de la mujer avanza, se produce una disminución del número y la calidad de los ovocitos. La vitrificación de ovocitos en mujeres jóvenes permite posponer la maternidad el tiempo que desee.

¿En qué consiste?

Es una técnica destinada a conservar gametos femeninos con fines reproductivos, para lo cual deben ser extraídos del ovario y criopreservados.

¿Cuándo está indicada?

En mujeres con deseo de posponer su proyecto reproductivo sin indicación médica. Se aconseja realizar la preservación cuando todavía existe una adecuada reserva ovocitaria, antes de los 35 - 38 años.

Procedimiento

Resultados

En el 85% de los casos iniciados se obtiene una respuesta correcta al tratamiento de estimulación de la ovulación, por lo que se puede realizar la obtención de ovocitos mediante punción folicular de los ovarios.

La recuperación de uno o más ovocitos a partir de los líquidos foliculares obtenidos en la punción folicular se produce en un 98% de las punciones foliculares siendo muy poco frecuente la ausencia total de ovocitos para vitrificar.

De acuerdo al conocimiento actual, la tasa de supervivencia de los ovocitos criopreservados se estima en un 90% y la tasa de embarazo tras la transferencia de embriones generados a partir de ellos del 30 - 40%. Sin embargo, los resultados pueden variar en función de la propia técnica y las características concretas de cada caso.

Es importante conocer, que a pesar de que la criopreservación de ovocitos puede prolongarse indefinidamente en el tiempo, la experiencia médica acumulada aconseja su uso con finalidad reproductiva antes de sobrepasar la edad fisiológica fértil de la mujer y de acuerdo al límite máximo establecido por el centro.

Aspectos legales (criopreservación de ovocitos)

El marco jurídico regulador de la reproducción humana asistida está constituido básicamente por la Ley 14/2006 sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida.

En su artículo 11, sobre Crioconservación de gametos y preembriones, establece que:

- La utilización de ovocitos crioconservados requerirá previa autorización de la autoridad sanitaria correspondiente.
- La crioconservación de ovocitos se podrá prolongar hasta el momento en que se considere por los responsables médicos que la paciente no reúne los requisitos clínicamente necesarios para ser receptora.
- Los diferentes destinos posibles que podrán darse a los ovocitos criopreservados, son:

  1. Su utilización por la propia mujer.
  2. La donación con fines reproductivos (siempre que se cumpla las condiciones legales vigentes).
  3. La donación con fines de investigación.
  4. El cese de su conservación sin otra utilización.

La utilización de los ovocitos criopreservados para cualquiera de los fines citados, requerirá del consentimiento informado correspondiente debidamente acreditado. El consentimiento para dar a los gametos criopreservados cualquiera de los destinos citados podrá ser modificado en cualquier momento anterior a su aplicación.