¿Puedo saber si voy a tener una menopausia precoz?

Progesterona baja con reglas normales
Progesterona baja con reglas normales
24 septiembre, 2015
Pólipo en la matriz
Pólipo en la matriz
29 septiembre, 2015
Menopausia precoz

¿Qué es la menopausia?

La menopausia es, por definición, el cese definitivo de las reglas por agotamiento de la reserva folicular del ovario. Supone, por tanto, la imposibilidad absoluta de poder concebir con óvulos propios, ya que estos no existen al haberse agotado y la única opción para conseguir un embarazo es recurrir a la donación de ovocitos.

Suele darse con más frecuencia entre los 44 y los 56 años, el momento en el que tiene lugar es muy variable de unas mujeres a otras, considerándose normal a partir de los 40 años. Consideramos, solo estadísticamente, como anómalo un cese definitivo de las reglas antes de esa fecha, pues solo le ocurre a una de cada cien mujeres, y es lo que consideramos menopausia precoz, de igual modo que por encima de los sesenta años sería una menopausia tardía.

Por la propia definición, el diagnóstico solo puede ser retrospectivo y, hasta el final de la vida, provisional. Sin embargo solemos recurrir a una definición más práctica que considera a una mujer en la menopausia cuando lleva al menos un año completo sin regla, dado que transcurrido ese tiempo la probabilidad de una nueva regla, con o sin ovulación previa, es muy poco frecuente. Tan poco frecuente que cualquier sangrado pasado ese año obliga a un estudio detenido para confirmar de si efectivamente se trata de una regla (y, por tanto, nos habíamos precipitado en el diagnóstico de menopausia) o de una alternación orgánica como un cáncer de endometrio. Por supuesto, existen cambios hormonales detectables en la menopausia que nos permiten apoyar el diagnóstico clínico, pero solo hasta adelantarlo a los seis meses de retraso. El principal dato analítico que encontramos es la elevación de la FSH, pero dicha elevación aparece mucho antes, antes de la menopausia definitiva, por lo que una FSH elevada solo nos permite asegurar con ciertas garantías que un retraso menstrual corresponde ya a la menopausia definitiva cuando sus cifras son superiores a 20 mg/ml, la LH superior a 30 ng/ml y dicho retraso es superior a los seis meses. Igualmente solo podemos aventurar que una mujer va a tener una menopausia precoz cuando su FSH comienza a elevarse ya a los 27 años.

¿Cómo puedo saber si voy a tener una menopausia precoz?

El riesgo de tener una menopausia precoz es, por lo tanto, difícilmente previsible y depende tanto de la cantidad de folículos con la que se nace como de la velocidad con la que se gastan durante la vida fértil. Lo primero depende tanto de la herencia, por lo que el riesgo es mayor si es la familia otras mujeres han tenido también una menopausia precoz, como de ciertas alteraciones cromosómicas diagnosticables con un cariotipo. Lo segundo puede estar relacionado con problemas inmunológicos, infecciones de los ovarios, cirugías previas en ellos o ciertos tratamientos oncológicos. También sabemos que el fumar adelanta la edad de la menopausia entre uno y dos años así como que no se ve afectada por embarazos previos, el uso de anticonceptivos hormonales o seguir tratamientos de reproducción asistida con inductores de la ovulación, aun cuando la lógica podía hacernos pensar lo contrario.