¿Qué es un Banco de semen y de dónde lo obtienen?

10 ventajas de un embarazo en invierno
10 ventajas de un embarazo en invierno
6 febrero, 2015
Dra. Rocío Núñez Clínica Tambre
Clínica Tambre en el I Foro de Fertilidad y Sociedad
11 febrero, 2015
¿Qué es un Banco de semen y de dónde lo obtienen?

En sentido estricto, el banco de semen es un contenedor especialmente acondicionado para mantener muestras congeladas de distintos donantes de semen a una temperatura de 196 grados bajo cero, en nitrógeno líquido. Aunque también suele describirse como banco de semen a aquellos centros donde recogen y preparan las muestras de voluntarios sanos, mayores de edad (la mayoría de ellos estudiantes universitarios), que pasan una multitud de controles para ser aceptados, ya que tienen que demostrar un perfecto estado de salud y de calidad espermática.

Después de ser aceptados los donantes de esperma, tienen que realizarse controles cada tres meses para evitar el riesgo de transmisión de enfermedades sexuales. El semen sólo puede utilizarse tras demostrarse dos controles negativos, esto es, a los seis meses de almacenadas las dosis de semen. En España, la Ley 14/2006, de 26 de mayo, sobre técnicas de  reproducción humana asistida regula la inseminación artificial con semen de donantes. Es obligatorio mantener el anonimato del donante. Ni la pareja puede conocer al donante ni, por supuesto, éste puede conocer nada en absoluto sobre el destino del semen.

Para que pueda congelarse el semen, tiene que mezclarse un medio llamado crioprotector, formado por sustancias que van a proteger los espermatozoides de las bajas temperaturas y que permitirá posteriormente, al descongelarse, se recupere el máximo número posible de espermatozoides móviles.

Toda mujer mayor de 18 años y con plena capacidad de obrar podrá ser usuaria de las técnicas reguladas en esta ley, siempre que haya prestado su consentimiento escrito a su utilización de manera libre, consciente y expresa. Si la mujer estuviera casada, se precisará, además, el consentimiento de su marido, a menos que estuvieran separados legalmente o de hecho y así conste de manera fehaciente. El consentimiento del cónyuge, prestado antes de la utilización de las técnicas, deberá reunir idénticos requisitos de expresión libre, consciente y formal.

¿Cuándo está indicado utilizar semen de donante?

Se utiliza el semen de un donante anónimo para realizar una inseminación en pacientes con azoospermia (ausencia de espermatozoides en el eyaculado) secretora en los que no se obtienen espermatozoides de los testículos, para evitar la transmisión de enfermedades genéticas a la descendencia, en determinados casos en los que no se consigue una gestación tras varios ciclos de Fecundación in vitro (FIV) y en mujeres sin pareja masculina, tanto la mujer soltera, divorciada o con pareja homosexual, con deseo reproductivo.

La elección del donante de semen sólo podrá realizarse por el equipo médico que aplica la técnica, que deberá preservar las condiciones de anonimato de la donación y deberá procurar garantizas la mayor similitud fenotípica e inmunológica posible de las muestras disponibles con la mujer receptora. Se tienen en cuenta las características físicas de los miembros de la pareja que van a recibir la donación: grupo sanguíneo y Rh, altura, color de pelo y ojos, biotipo, etc.

La utilización de semen de donante no resuelve posibles factores de esterilidad o subfertilidad femeninos. De ahí que sea imprescindible un estudio de fertilidad de la mujer previo a la inseminación, ya que permitirá conocer si debe realizarse Inseminación Artificial de Donante (IAD) o ha de plantearse otra técnica de reproducción asistida como la Fecundación in vitro (FIV).

Por lo demás, la técnica de inseminación no varía en absoluto con respecto a la inseminación intrauterina, ya que se suele acompañar de inducción a la ovulación, y siempre hay que procesar el semen para capacitar los espermatozoides e introducirlos intraútero.

Al igual que en el resto de las técnicas de reproducción asistida merece especial importancia la edad de la mujer en los resultados de gestación. La tasa de gestación con IAD disminuye a partir de los 35-37 años, y sobre todo a partir de los 40 años.

La tasa de gestación por ciclo o intento de inseminación oscila entre un veinte y un treinta por ciento y la tasa acumulativa tras ocho ciclos de IAD es del ochenta por ciento. No se aconseja realizar más de seis ciclos de IAD.

La Clínica Tambre cuenta con el Banco de semen más antiguo de Madrid. Su fundador es el Dr. Caballero inició su actividad hace más de 40 años; dispone de la tecnología más avanzada para garantizar la calidad y seguridad de todos los procedimientos.