El tipo de trabajo influye en la fertilidad
El tipo de trabajo influye en la fertilidad
29 julio, 2015
ADN
La elección de un banco de gametos
13 agosto, 2015
REM: La Recuperación de Espermatozoides Móviles

La REM o Recuperación de Espermatozoides Móviles es una técnica que nos permite procesar la muestra seminal para seleccionar los espermatozoides de mejor movilidad dejando atrás, en la medida de lo posible, a los espermatozoides de movilidad no progresiva, a los espermatozoides inmóviles y a otros tipos celulares que pueden estar presentes en el eyaculado (células apiteliales, leucocitos, etc.)

Previo al tratamiento de reproducción asistida es necesario diagnosticar correctamente a los dos miembros de la pareja. En este sentido, en lo que al estudio del factor masculino se refiere, es fundamental realizar un seminograma y complementar el estudio con el REM (Recuperación de Espermatozoides Móviles).

Gracias este proceso se capacita la muestra (por esto el REM también es conocido como Test de capacitación). Para que los espermatozoides sean capaces de fecundar al ovocito tiene que tener lugar el proceso llamado capacitación, que en circunstancias naturales tendría lugar a medida que los espermatozoides atraviesan el útero (al realizar esta técnica en el laboratorio procuramos que dicha capacitación tenga lugar in vitro). Los espermatozoides se liberan del plasma seminal y tienen lugar diversos cambios físicos y químicos. Una de las consecuencias de la capacitación del espermatozoides es que se hiperactivan, de modo de avanzan a mayor velocidad.”

Cómo se realiza la REM

Las dos técnicas fundamentales para llevar a cabo el proceso son:

  1. Swim-up: la traducción literal es ‘nadar hacia arriba’. Para llevar a cabo esta técnica la muestra se lava primero con un medio específico y se centrifuga, de forma que los espermatozoides y el resto de células quedan depositados en el fondo del tubo. Una vez termina la centrifugación se retira el plasma seminal y se deja el fondo en el tubo (donde están los espermatozoides). Para recuperar los espermatozoides de mejor movilidad se echa cuidadosamente un pequeño volumen de medio específico por encima de los espermatozoides que han quedado en el fondo y se deja incubar en un incubador con las condiciones adecuadas de temperatura, humedad y CO2. Poco a poco los espermatozoides que tengan la capacidad de avanzar abandonan el fondo y se desplazan hacia el medio. Una vez terminada la incubación se separa el medio con los espermatozoides móviles y se hace un recuento de la concentración y la movilidad espermática conseguida.
  2. Gradientes de densidad: en este caso se prepara un tubo que contiene dos capas de medio que poseen distintos porcentajes de densidad. El objetivo es hacer pasar a los espermatozoides a través de los gradientes ya que actúan como una malla que impide el paso de los espermatozoides menos densos (que son los de peor movilidad) y a otros tipos celulares. Esto se logra colocando la muestra de semen encima de las dos capas de gradientes y centrifugando el tubo. Gracias a la centrifugación solo van atravesando los gradientes y llegando al fondo del tubo los espermatozoides más densos, que son espermatozoides vivos y móviles. Una vez acaba la centrifugación nos quedamos con el contenido del fondo del tubo, que es donde están los espermatozoides que queremos. Al finalizar se realiza el contaje de la concentración y movilidad espermática.

Ambas técnicas son igualmente efectivas pero siempre se escoge una u otra en función de los parámetros y características iniciales de cada muestra para obtener el mejor rendimiento posible.

Interpretación del resultado REM

El REM es la técnica que se usa para procesar las muestras seminales en el laboratorio el mismo día del tratamiento de reproducción asistida, ya sea una Inseminación Artificial (IA), una Fecundación in Vitro (FIV) o la Microinyección espermática (ICSI). Al realizar el REM antes del tratamiento de reproducción asistida obtenemos una información muy valiosa.

Conociendo el valor de la concentración y el porcentaje de movilidad progresiva que hemos obtenido de la muestra seminal (que será mayor o menor según los parámetros iniciales de la muestra), podemos decidir qué tratamiento es más adecuado.

  • Si el REM tiene una concentración y movilidad alta sabemos que en lo que respecta al factor masculino la muestra puede utilizarse en un tratamiento de Inseminación Artificial.
  • Si por el contrario el REM tiene una concentración y movilidad progresiva bajas, nos orienta a realizar un tratamiento de FIV o ICSI que aumente las posibilidades de éxito.
  • Además de la concentración y movilidad obtenidas, debemos estudiar la muestra ya procesada una vez transcurridas 24 horas: si los espermatozoides no sobreviven y no tienen movilidad progresiva el tratamiento indicado es el ICSI.

Gracias a la interpretación del REM podemos por tanto tener más información para decidir que tratamiento realizar, pero solo teniendo en cuenta el factor masculino. A la hora de decidir el tratamiento es fundamental conocer el estado de los dos miembros de la pareja.