El resultado de un seminograma: cómo se interpreta

Serología Clínica Tambre
La serología
29 abril, 2016
La interrupción voluntaria del embarazo y la esterilidad
La interrupción voluntaria del embarazo y la esterilidad
19 mayo, 2016
El resultado de un seminograma

El resultado de un seminograma se interpreta de este modo. En el eyaculado, se realiza un examen en fresco, en el que se valora el volumen del eyaculado, la acidez o pH del semen, la densidad, el número de espermatozoides móviles, la morfología y el número de leucocitos presentes. A veces se añade un test para detectar anticuerpos antiespermatozoides, un análisis computerizado de su movilidad y/o un cultivo.

El resultado de un seminograma se traduce en una serie de términos que aunque parecen confusos describen unos pocos parámetros básicos del semen.

Aspermia es la ausencia de eyaculación con el orgamo masculino y no tiene relación con la producción de espermatozoides. La causa más frecuente es la eyaculación retrógada en la que debido a malformaciones, lesiones quirúrgicas, fármacos o complicaciones de algunas enfermedades como la diabetes, el semen aboca a la vejiga urinaria en lugar de hacerlo al exterior.

Hipospermia es una cantidad de semen eyaculado menor de 1,5 mililitros o centímetros cúbicos.

Azoospermia es la ausencia de espermatozoides en el eyaculado. La causa puede ser un fallo en su producción o la existencia de alguna obstrucción que impida su salida al exterior junto con los fluidos del semen producidos en la próstata y las vesículas seminales.

Oligozoospermia es la presencia de menos de un total de 39 millones de espermatozoides en el eyaculado o menos de 15 millones de espermatozoides por cada mililitro.

Astenozoospermia es la presencia de menos de un 40 % de los  espermatozoides con una buena movilidad.

Teratozoospermia es la existencia de más de un 96 % de los espermatozoides morfológicamente anómalos.

Necrozoospermia es el hallazgo de más de un 58 % de los espermatozoides muertos.

Leucospermia es el hallazgo de un número excesivo de leucocitos o óvulosos blancos. Juntoa un pH bajo o ácido suele indicar la existencia de una infección genitourinaria, normalmente a nivel de la próstata, que se confirma mediante un cultivo de semen o espermiocultivo y suele responder bien al tratamiento con antibióticos, siendo imprescindible tratar a ambos miembros de la pareja.