Inseminación en casa
28 noviembre, 2015
Un embrión llamado Blastocisto
Un embrión llamado Blastocisto
4 diciembre, 2015
Transferir uno o dos embriones

Transferir uno o dos embriones plantea beneficios y riesgos en el contexto de un ciclo de fecundación in vitro y es algo que tenemos que realizar a diario en los centros de reproducción asistida.

No es fácil a menudo consensuar los intereses de los pacientes que acuden a una clínica de reproducción asistida a llevar a cabo un ciclo de fecundación in vitro y realizar una buena práctica ginecológica, pensando en conseguir un embarazo con la menor cantidad de problemas posibles. Por ellos es fundamental valorar muy detenidamente los beneficios y riesgos de transferir uno o dos embriones en cada caso particular.

¿Por qué nos planteamos transferir al útero más de un embrión en los ciclos de Fecundación in vitro?

El problema que tenemos que afrontar los médicos y embriólogos que realizamos un ciclo de fecundación in vitro, es que una vez obtenidos los embriones, no tenemos un criterio que nos permita saber con un 100 % de precisión cuál de ellos es el que será capaz de implantar en el útero y cual no. Aunque tenemos diversas clasificaciones para saber cuál de ellos es el que tiene más probabilidades de implantar, esto no ofrece una seguridad absoluta de una correcta elección. Por ello la estrategia habitualmente usada es la transferir más de uno con la esperanza de que si no es uno sea el otro el que consiga el embarazo.  Sin embargo, en ocasiones no lo consigue ninguno y en ocasiones lo consiguen los dos, dando lugar a un embarazo múltiple con los problemas que esto puede conllevar.

Y por otro lado está la opinión de los pacientes. No es raro que a muchos pacientes les cueste entender que un embarazo múltiple es un problema. En diversos estudios se ha podido comprobar que la mayoría de los pacientes que afrontan una fecundación in vitro ven el embarazo múltiple como algo deseable y no como un problema. Por más que los médicos les expliquemos que para nosotros no es deseable y que incluso se puede considerar un fallo de la técnica, la opinión de “así tengo la parejita de golpe y me ahorro volver a pasar por esto” es la opinión más frecuente. No obstante, es la obligación de todo equipo médico de un centro de reproducción asistida hacer entender a los pacientes los problemas y riesgos que puede conllevar un embarazo múltiple.

¿Qué riesgos tiene un embarazo múltiple?

Cualquier gestación múltiple aunque sólo sea gemelar aumenta el riesgo de problemas durante el embarazo. Se estima en más de un tercio las gestaciones gemelares que cursan con algún problema. Este riesgo aumenta si el número de niños es mayor. Pero ¿qué problemas pueden surgir? Son muchos pero los más frecuentes son los siguientes:

  • Retraso de crecimiento intrauterino: los niños de un embarazo múltiple tienden a crecer menor de lo que suele ser habitual en una gestación única. Esto lleva a que puedan nacer con menos peso de lo ideal. Y esto les vuelve niños “más frágiles” y que puedan tener una mayor predisposición a sufrir patologías en las primeras horas y días de vida hasta que recuperen el peso que deberían tener.
  • Prematuridad: también la finalización de las gestaciones gemelares tiende a adelantarse. La prematuridad hace que los niños nazcan con algunos órganos aún sin terminar de formar correctamente. Obviamente este problema será tanto más grave cuanto más pronto se produzca el parto.
  • Aumento de la probabilidad de aparición de cualquier patología asociada a un embarazo: cualquier embarazo tiene un riesgo de que se produzcan diversas patologías, en muchos casos graves, tanto para la madre como para el feto, como pueden ser la hipertensión arterial, la diabetes gestacional o los problemas de la coagulación de la sangre. Estos problemas no siempre se pueden prever y colocan en grave riesgo a las madres que lo sufren y a sus hijos. Pues bien, la probabilidad que alguno de estos problemas aparezcan es mayor en el contexto de un embarazo múltiple

Esto son sólo algunos ejemplos porque la lista de problemas que se pueden producir durante una gestación es enormemente larga.

¿Cómo actuar para decidir la transferencia de uno o dos embriones?

Es muy difícil generalizar y la decisión sobre el número de embriones que transferir deberá tener en cuenta muchos aspectos. Estos deben conseguir un equilibrio entre las probabilidades de éxito de la pareja en ese ciclo y el riesgo que en ese caso podría tener una gestación gemelar en función de la edad de la madre, problemas médicos de ésta, etc. Teniendo todos estos problemas en cuenta, profesionales expertos como los de la Clínica Tambre les podremos ayudar a decidir lo más adecuado en cada caso para tener las mejores probabilidades de éxito y el menor riesgo de tener un embarazo gemelar.

Dr. Alberto García Enguídanos

Director médico en la Clínica Tambre

Categorías